NO TODO SE PUEDE COMPARTIR....

Existen determinados hechos que son capaces de asesinar al amor .
Son acciones o reacciones que todos podemos llegar a ejecutar y que no somos concientes del elevado precio que tienen para el romanticismo y la pareja.
Hombres y mujeres idealizamos y proyectamos una vida de ensueños con el ser amado.
Nosotras en especial pasamos centenas de noches apoyando la cabeza en la almohada imaginando una vida soñada al lado de un príncipe azul.
Pero, con la convivencia, aparecen muchas cosas como por ejemplo la confusión entre aquello que se entiende por “confianza” y aquello que se entiende por “privacidad”.
Siempre imaginamos una vida con casa, hijos, perros y ser amado; una vida llena de alegría y emoción pero vacía de OLORES.
Los olores son los primeros en esta lista de elementos que fusilan al amor.
Hay cosas que sólo se ejecutan en el baño, a solas y con la puerta bien cerrada. No hay confianza que valga para cometer acciones escatológicas en presencia de nuestro enamorado (ni siquiera con una antigüedad de 20 años de matrimonio que lo avale).
Quisiera aclarar que ésto es algo que corre tanto para el sexo masculino como para el femenino. A nosotras nos desagrada eso que a ustedes muchas veces les resulta cómico. De ciertos ruidos y olores… no existe un retorno romántico y pasional.
Aromas desagradables genera también el cuerpo si uno no lo higieniza a diario. Hay frases como “hoy no me baño porque me da pereza” que jamás deben ser mencionadas frente a un enamorado.
Tema aparte pero no menos importante es el de los olores que emana la boca. Jamás, JÁMAS debe una dormirse sin antes cepillarse los dientes. De ese “buen día mi amor” con olor a muerto en la boca no hay retorno.
Otra cosa que muchas veces la convivencia y la confianza dejan crecer son los pelos. Y, no me refiero a solo los que están en nuestra cabeza.
Es un arma blanca para la pasión la del primer plano de nuestra axila sin depilar que tiene nuestro concubino mientras miramos una película en la cama. No existe lencería erótica suficiente como para borrar de la retina esa imagen anti femenina que nuestro muchacho divisó hace apenas unos instantes.
Ni hablar de la sensación de acariciar bajo las sábanas una pierna, como invitando a tener una noche de pasión, y encontrarse con una lija al tacto. Esa caricia que a nuestro príncipe azul trasladará con la imaginación más a una cancha de fútbol que a un spa de lujo.
Hasta ahora enumeré anti afrodisíacos universales pero considero yo que hay muchísimos más particulares.
En tu caso… ¿qué cosas aniquilan a la pasión y con ella ponen fecha de vencimiento al amor?

0 comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores

PAGINAS AMIGAS

http://www.madamealbert.com.mx/woman-c2lh http://elespaciodemartha.blogspot.mx/ http://xochitlndc.blogspot.mx/ http://cronicadeunaamantedeloslibros.blogspot.mx/ http://creadasaimagendedios.blogspot.mx/